Nuevas tecnologías utilizadas en zapatillas de basket

Existen gran cantidad de nuevas tecnologías utilizadas en zapatillas de basket y la variedad de los diseños de las mismas ha aumentado muchísimo en los últimos años. Estamos en un punto en el que se llegan a ofrecer casi tantos modelos como necesidades individuales tenemos todos y cada uno de nosotros…

Es una exageración, por supuesto, pero la realidad no queda muy lejos. Debido a la gran cantidad de información disponible y al trabajo de marketing de las diferentes empresas, es difícil tener claro lo que queremos elegir entre la marea de productos y especificaciones. Claro que todos entendemos términos comunes como amortiguación, sujeción, agarre, ligereza…, los que, además, acaban siendo los que realmente ayudan al usuario a decidirse; pero… ¿y si quisiéramos investigar un poco más acerca de estas tecnologías?

Si sois de los que queréis profundizar en el maravilloso mundo que nos ocupa y descubrir cuáles son las nuevas tecnologías utilizadas en zapatillas de basket, intentaremos exponer de manera breve las diferencias entre las utilizadas como amortiguación en el mercado actual:

La tendencia general es que cada fabricante desarrolle el compuesto o tecnología que más se ajuste a su idea de producto, lo que tiene como resultado nombres que quizás ya conozcáis: Nike Air Zoom, adidas Boost, o Under Armour MicroG. Todas ellas, en definitiva, son elementos clave implementados en la suela de la zapatilla con el fin de conseguir un mejor retorno de energía y absorción de impacto.

Dado el afán de innovar y la idea de “renovarse o morir” que comparten las marcas mencionadas, el año 2019 nos ha sorprendido con varios conceptos nuevos en cuanto a las tecnologías utilizadas en el proceso de fabricación de las zapatillas de basket. Si queréis conocerlas todas, ¡seguid leyendo!

La tecnología Boost de adidas, desaparece

El gigante alemán había creado una brecha importante en el mercado del running con el ya mencionado “Boost”. Una espuma compuesta por poliuretano termoplástico (TPU) sometido a altas presiones y temperaturas, convertido en un conglomerado de pequeñas pastillas del material que conseguía una resistencia a la temperatura y a la energía aplicada de hasta tres veces su nivel de resistencia normal. Esta tecnología concedía una sensación de suavidad y “rebote” en cada pisada que ninguna marca había podido lograr hasta la fecha.

Con el paso del tiempo, los modelos de la más alta gama de la marca también contaban con esta tecnología, recordamos las zapatillas de de  James Harden, T-Mac o modelos que, como su propio nombre indicaba, contaban con esta amortiguación: Marquee Boost en su versión tanto alta como baja.

Pero, como todo gran invento, tiene su punto débil. En el caso de la tecnología Boost se trataba del peso que aportaba, debido a la compresión y al elevado coste de producción, lo que se traducía en modelos de zapatillas de elevado coste general para el usuario final. Todo ello no dejó impasible a la marca, que quiso reinventarse una vez más y decidió crear una nueva tecnología para las zapatillas de basket de la marca, el nuevo compuesto es conocido con el nombre de Lightstrike.

El cual mantiene las propiedades del Boost en gran medida, pero disminuyendo en un alto porcentaje el coste y, sobre todo, el peso de la zapatilla. Este nuevo compuesto es fundamentalmente un tipo de espuma EVA que absorbe el impacto de manera muy efectiva, pero con un peso de casi 50% menos que el ya mencionado Boost.

Las Dame 5, la N3Xt L3V3L, o la Pro Bounce 2019 son modelos que cuentan ya con esta tecnología implementada en la mediasuela y se han convertido en modelos de éxito entre la masa de jugadores.

Nuevas tecnologías utilizadas en zapatillas de basket 2

Dando el salto al otro lado del charco, otros dos gigantes del mercado también han hecho un gran trabajo para poner las cosas difíciles a la marca alemana: Nike y Under Armour también han presentado en los últimos meses sus nuevas tecnologías a los amantes del baloncesto:

Nike competirá con Renew

En el caso de la marca del “Swoosh”, se trata de una versión algo menos reactiva de la antigua React, la cual cosechó fans en el mundo entero por la sensación de acolchado que ofrecía, pero que a la vez se alejaba de la sensación de tacto de la pista tan necesaria a nivel profesional.

La nueva espuma se llama Renew y hace el mismo trabajo que su predecesora, pero ofreciendo una sensación algo más equilibrada entre rebote y tacto del suelo. Imaginemos un guante en las manos: cuanto más grueso sea, más protegidos estaremos del frío y de la abrasión en caso de caídas, pero también más mermado se verá nuestro sentido del tacto. Esto ocurre igual en el caso del calzado en baloncesto y, aunque en menor medida, es un elemento imprescindible para evitar malos apoyos y mejorar la experiencia en pista de cualquier jugador.

Nike siempre ha sido una marca que escucha a sus compradores y ello se nota en las diferencias sufridas por los modelos de zapatillas debido a la nueva amortiguación integrada, sobre todo dado el hecho de que la antigua React tenía una vida de únicamente unos de 3 años. Gran velocidad de adaptación y respuesta a las necesidades del sector, algo que una marca de esta envergadura no puede pasar por alto. Buen trabajo de momento y aunque en el mercado de zapatillas solo podemos encontrar el Renew en las KD Trey VII, ¡estamos ansiosos por ver los futuros modelos fabricados con esta nueva tecnología!

Under Armour apuesta por el sistema HOVR

Pasando la pelota al tejado de Under Armour, el fabricante favorito de Steph Curry ha presentado el innovador sistema HOVR. Una variante de tecnología de amortiguación de ingeniería avanzada que está compuesta por 2 partes: una espuma EVA de ligera densidad que permite una absorción de impacto muy fiable, que se halla envuelta en una malla elástica de un material desconocido al público, llamado EnergyMesh, siendo el encargado del retorno de energía, no permitiendo que la espuma pierda su forma, obligando a devolver el impacto en cada paso.

Los dos componentes están envueltos en una capa de caucho de alta calidad que ofrece gran resistencia a la abrasión y permite obtener aún más sensación de rebote y amortiguación. Para que os hagáis a la idea de esta nueva tecnología de las zapatillas de UA, un ejemplo perfecto de la ligereza de este diseño es la Curry 6,  un éxito de ventas y un modelo top para gran parte del público practicante de basket.

Nuevas tecnologías utilizadas en zapatillas de basket 3

Puma vuelve con el Hybrid System

¡Hemos dejado lo más sabroso para lo último! Como ya os comentamos en un post anterior, Puma vuelve al mundo del basket con el lanzamiento de Uproar, un calzado de gama alta creado para devolver a la marca a las listas de favoritos en este mercado, donde ya estuvo en anteriores décadas.

Dada la experiencia y el saber hacer, la vuelta de Puma se ha hecho esperar, pero por el simple motivo de querer hacerlo por todo lo alto. El modelo que calzan estrellas de la NBA como Marvin Bagley y RJ Barrett -entre otros-, se caracteriza por unos materiales Premium, una piel sintética con un tratamiento de alta calidad que ofrece una comodidad sorprendente para una zapatilla de competición: la nueva tecnología utilizada en estas zapatillas de basket es la amortiguación denominada Hybrid System.

El nombre viene dado por su doble filo: la espuma IGNITE FOAM de alta respuesta y la lazada NRGY diseñada para soportar esa devolución de energía en cada impacto. Una amortiguación semi blanda pero de gran capacidad de reacción, y una sensación de pisada muy agradable, para los que buscan una zapatilla más “blandita” dentro de lo que entendemos por modelos de competición en el mundo del baloncesto.

Este post ha sido un mejunje de denominaciones, algunos datos técnicos y alguna similitud que hemos creído oportuna para comprender mejor los conceptos, todo ello hecho con la intención de acercaros un poco más al mundo del baloncesto que tanto amamos en Basket World e informaros de las nuevas tecnologías utilizadas en zapatillas de basket de las diferentes marcas, ¡hasta el próximo!