EL BALONCESTO EN EL CINE

Desde hace muchos años, incluso antes de que naciéramos algunos de nosotros, hemos podido conocer a través del cine historias sobre hazañas deportivas, historias de superación, historias de duras derrotas y de grandes victorias… No es inusual que cada año tengamos por lo menos un filme relacionado con los hitos de un equipo deportivo o un deportista que, hablando mal, las pasa canutas por diversos motivos hasta que logran con trabajo en equipo y sacrificio alcanzar la cima.

Seguro que todos conocemos la saga de Rocky, en la que Rocky Balboa es un desconocido boxeador a quien se le ofrece la posibilidad de pelear por el título mundial de los pesos pesados. Con una gran fuerza de voluntad, Rocky se prepara concienzudamente para el combate y también para los cambios que acabarán produciéndose en su vida.

O la ya no tan reciente Titanes: hicieron historia (2000): En 1971, cuando el proceso de integración racial obliga a crear una escuela para blancos y negros, el deporte se verá sometido a una prueba de fuego. Herman Boone, un negro, llega como primer entrenador de los T.C. Williams High “Titans“. Juntos llevarán a cabo una gran tarea: convertir a una pandilla de chicos agresivos y desorientados en adultos responsables y sensibles, y, sobre todo, liberar a la ciudad de su intolerancia y sus prejuicios raciales.

Y dentro de este amplio género cinematográfico como es el “Deportivo” existen, como no, películas relacionadas con el deporte que más amamos nosotros, el baloncesto.

Podríamos hacer este post bastante largo, es más, podríamos dividirlo en dos partes. Pero no nos interesa escribir una novela, sino ayudaros a recordar esas grandes películas que a todos nos han emocionado, acompañaros en este paseo por la memoria y hacer un repaso de aquellas películas de baloncesto que consideramos más míticas.

HOOSIERS (1986)

Una de las películas más míticas de la historia del deporte de la canasta, protagonizada por Gene Hackman y Dennis Hopper, que recibió dos nominaciones a los Óscar. El largometraje, ambientado en 1951, recoge la historia de los Hoosiers de Hickory, aunque en realidad se trata del Milan High School que, en 1954, se proclamó campeón estatal con una canasta en el último segundo, dejando en la cuneta a equipos, a priori, mejores y que contaban en sus filas con futuras estrellas de la NBA como Oscar Robertson. Una historia de esfuerzo y superación que marcó a toda una generación.

EL BALONCESTO EN EL CINE 2

Rebound: The Legend of Earl “The Goat” Manigault (1996)

Cuenta la historia de Earl Manigault, interpretado por Don Cheadle, considerado el mejor jugador de baloncesto callejero de la historia. Y, además, considerado por el gran Kareem Adbul Jabbar como el mejor jugador de baloncesto al que se ha enfrentado nunca. Cuenta con la participación del gran Forest Whitaker como Mr. Rucker (Sí, la cancha callejera más famosa del mundo lleva su nombre).

EL BALONCESTO EN EL CINE 3

Los blancos no la saben meter (1992)

Sin dejar el streetball como argumento, Wesley Snipes y Woody Harrelson dan vida a los dos protagonistas que se ganan la vida jugando y apostando en partidos callejeros. Sin embargo, dentro de los estereotipos sociales, la apariencia de blanquito y esmirriado de Harrelson, en un entorno de jugadores afroamericanos, genera dudas sobre sus aptitudes para jugar al baloncesto.

EL BALONCESTO EN EL CINE 4

Coach Carter (2005)

Tratando de recuperar la esencia y los valores que el baloncesto puede inculcar a los jóvenes, independientemente de los resultados, se estrenó en 2005 Coach Carter. Ken Carter, interpretado magistralmente por Samuel L. Jackson, después de convertirse en un hombre de negocios, vuelve a entrenar a su antiguo instituto. Desde el primer momento, sus rígidos métodos de trabajo tienen como finalidad inculcar disciplina y respeto para convertir a sus pupilos en, además de jugadores de baloncesto, grandes personas y buenos estudiantes. Una película con fondo en el que se muestra el baloncesto con un elemento fundamental en la formación de los jóvenes.

EL BALONCESTO EN EL CINE 5

He Got Game (1998)

Hay directores de cine que sienten una gran pasión por el baloncesto y en algún momento de su carrera han querido rendirle tributo. Spike Lee, reconocido seguidor de los Knicks, realizó en 1998 una de sus mejores películas, protagonizada por un espectacular Denzel Washington y un joven jugador recién llegado a la NBA y futura estrella, Ray Allen, que interpreta al mejor jugador de instituto del país, por el que se pelean las universidades más importantes, pero que no lo tendrá fácil a la hora de elegir por las dificultades surgidas de la problemática relación que mantiene con su padre.

EL BALONCESTO EN EL CINE 6

Space Jam (1996)

Si hay una película que viene a la mente de muchos cuando en la misma frase se habla de cine y baloncesto, esa es Space Jam (1996). Un clásico de la animación que ha ido pasando de generación en generación y que aprovechó el regreso de Michael Jordan a la NBA, tras su paso por el beisbol, para ponerle a capitanear un equipo formado por los principales personajes de los Looney Tunes, que se miden a un grupo de extraterrestres que, previamente, se habían apoderado de las habilidades baloncestísticas de Pat Ewing, Charles Barkley, Shawn Bradley, Muggsy Bogues y Larry Johnson.

Después de muchos intentos por hacer una secuela, por fin se ha concretado y, en verano de 2021, se estrenará la segunda parte, protagonizada por LeBron James y en la que aparecerán entre otros, Anthony Davis, Stephen Curry o James Harden.

EL BALONCESTO EN EL CINE 7

Sí, nos estamos dejando muchas, pero nuestro viaje por los senderos de la nostalgia tiene que acabar aquí. Ha sido bonito recordar estas películas que tantas horas de entretenimiento nos han dado.

¡Viva el Basket, y viva el cine!